sábado, 12 de febrero de 2011

Es difícil saber qué hacer
cuando se ponen en juego tu felicidad,
la de quien más has querido
y la de quien, probablemente,
más quieras de aquí en adelante.
El miedo que tengo a equivocarme
es tan grande, como el miedo que tengo a arrepentirme.
Le pienso y te recuerdo,
te pienso y le olvido.
¿Qué significa lo que siento? ¿Qué siento?
Siento no ser adivina
y poder ver, qué es lo correcto,
verme tras haberme decidido
y saber si seré feliz, para tomar así,
uno u otro camino.
Qué egoista me siento,
y quizás sea cierto,
pero no puedo pensar en vosotros
soy yo quien va a decidir,
yo soy la que se va a equivocar,
al fin y al cabo es mi felicidad.
¿Dónde la voy a encontrar?
Por favor le pido a quién esté por oírme
me mande una señal,
me muestre el camino para llegar,
pronto o tarde al lugar,
donde me ha de esperar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada